Se ha producido un error en este gadget.

martes, 24 de abril de 2012

Como se ven los colores en el mar

Muchas veces, compramos cebos artificiales porque nos llama la atención el colorido que tienen cuando los vemos en la tienda. Y efectivamente, pueden ser llamativos para nosotros, pero ¿lo serán también para los peces que pretendemos pescar con ellos?. 

Conviene saber que la mayoría de los peces no ven más allá de unos 45 centímetros, aunque tienen un órgano sensorial que es la "línea lateral", lo cual les sirve para detectar movimiento y vibración en el agua circundante. Esta línea ayuda al pez a evitar colisiones, a orientarse en relación a las corrientes de agua, y a localizar las presas para alimentarse.
Pueden distinguir los colores, pero los confunden al variar el brillo. Ninguna especie posee una visión de las formas y los colores tan nítida, como para diferenciar los señuelos artificiales de las verdaderas presas. 


El color de los elementos que utilicemos, importa muy poco, sobretodo a partir de profundidades importantes. 


La tabla adjunta, muestra el comportamiento de los colores en el agua.
La de la izquierda es en mar abierto  y la de la derecha es en aguas costeras.





Si nos fijamos en la misma, podemos sacar las siguientes conclusiones:


  • El color rojo es el que más rápidamente se pierde por absorción del agua, aunque hasta los 15 metros aproximadamente, es totalmente visible.
  • En aguas costeras, los colores visibles a 50 metros, son el verde y el amarillo predominantemente.
  • A medida que nos internamos en zonas más profundas, colores como el violeta, azul, celeste, verde y amarillo son visibles en aguas oceánicas hasta los 50 metros. A partir de esta profundidad, el espectro se va reduciendo al azul y el verde hasta los 150 metros, para quedarnos sólo con el azul cuando llegamos casi a los 200 metros.
  • Teniendo esto en cuenta, para la pesca en aguas profundas, la multitud de colores que podemos acumular en los distintos señuelos de nuestra caja, podrá ser la envidia de nuestros competidores, pero la efectividad de los mismos dejará bastante que desear.
  • La mayoría de ellos se verán como negros, y tendrán la misma efectividad a la hora de pescar, tanto unos como otros.
  • El color plata actúa como un espejo reflejando la luz a diferentes profundidades. 

Otra cosa distinta será la forma y tipos de material de los señuelos, y sobretodo, el movimiento que se les transmita a los mismos, ya que ahí residirá el verdadero éxito de un pescador con respecto a otro. Es lo que se llama " tener mano". 
Por supuesto, no podemos olvidar la "suerte", que al principio se suele aliar con los más novatos, aunque al final y estadísticamente, "siempre tienen más suerte" los que "más experiencia tienen" y "mejor sentido común" aplican.